¿Querés enterarte de promociones, sorteos y descuentos? Todo eso se viene en la newsletter quincenal, apuntate gratis!

Come de acuerdo a la estación

Come de acuerdo a la estación

Históricamente las culturas ancestrales (y aún hoy algunas lo hacen) comían sólo el tipo de alimento que cada estación traía pues no tenían ninguna otra opción; actualmente los alimentos estacionales se pueden encontrar prácticamente en todo el mundo durante todo el año pues la tecnología y la globalización así lo han permitido.

Sin embargo, existe una razón por la cual la naturaleza produce alimentos ricos en vitamina C durante el invierno y brotes verdes en la primavera. El sintonizarnos con los ritmos naturales y con nuestros instintos tiene muchas ventajas, entre ellas un sistema inmunológico más fuerte, una mayor armonía en todo nuestro ser y sí, un ahorro económico al elegir lo que consumimos.

Primavera

La primavera se refiere al “primer verdor” y a todo lo que florece, por lo cual es una estación ideal para la planeación y toma de decisiones, para comenzar nuevos proyectos y para realizar una purificación del organismo (si quieres hacer un programa de desintoxicación éste es un buen momento para hacerlo!).

Entre los alimentos que se recomiendan en esta estación se encuentran las hojas verdes, las frutas, bebidas refrescantes como agua de coco y muchas ensaladas. Hay que aprovechar y disfrutar de comida ligera y fresca.

Verano

En el verano, cuando los días son más largos y las noches cortas, es momento de poner en marcha los planes que hicimos durante la primavera y emprender acción. Por lo general hay lluvias, viajes a la playa y muchas actividades al aire libre.

En esta época se recomienda comer muchos vegetales, de nuevo frutas y ensaladas combinando ambos grupos pues el clima favorece que el cuerpo continúe desintoxicándose y renovándose.

Otoño

Por el contrario, el otoño es una etapa de estabilidad, de imaginación, de equilibrio y mucha reflexión. El clima comienza a cambiar y el cuerpo también empieza a presentar necesidades diferentes.

Éste es un buen momento para comer platillos calientes como sopas y verduras dulces con almidón como zanahorias, remolachas y papas. Esto ayuda a preparar el cuerpo para el invierno y el nuevo clima.

Invierno

Es en el invierno cuando los días son más cortos y las noches largas, razón por la cual se recomienda pasar más tiempo en el interior, en un ambiente más tranquilo y relajado que el de la primavera o el verano.

En cuanto a la dieta, es usual que el cuerpo desee alimentos fuertes como grasa y proteína animal (aunque de manera moderada), pues el cuerpo entra en un estado de reposo durante varias semanas antes de reactivarse de nuevo con la primavera y comenzar el ciclo de nuevo.

Imagen: Pixabay

Artículos relacionados

Deja un comentario

El email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar