¿Querés enterarte de promociones, sorteos y descuentos? Todo eso se viene en la newsletter quincenal, apuntate gratis!

Aquellos años 2000

Aquellos años 2000

Si naciste antes de los años 2000, y mira que a los del 95 en adelante les estoy dejando pasar, ya te pasó de caer en cuenta de que aquellos años que eran tu presente ahora empiezan a llamarse los “Años 2000”. Probablemente tuviste miedo de que todas las computadoras del mundo fallaran con el “Efecto 2000”, que nunca pasó, además de los atemorizantes cardigans, faldas de jean… y no quiero ni empezar a hablar de los calentadores de piernas.

Seguramente te pasó de tener una serie de tele, una canción, o un galán de hollywood que llegaron a parecerte los más lindos y divinos. Pero si nos ponemos a mirar al Justin Timberlake de los años 2000, no podemos entender qué estábamos pensando cuando llamábamos a ese chico de “sex symbol”. No es que no nos gustes Justin, pero sí que estamos muy contentos de que el tiempo haya sido tan generoso con él. Fueron años disfrutables, pero hay que ser más realista.

Lo que pasó de especial en los años 2000 fue el ritmo asombroso con que internet se tornó accesible a mucha más gente. Esto generó la posibilidad de contactar personas de realidades muy distintas y de lugares lejanos, pero que compartían los mismos gustos en música, libros y hasta política, nos regaló muy amplio acceso a la cultura pop de masas.

Los principales medios de comunicación empezaban a familiarizarse con el mundo online, las redes sociales dando sus primeros pasos, así que a todos nos llegaba un mismo contenido general.

Todos llegamos a saber de los problemas personales de Britney Spears, y empezamos a escuchar rock americano, gritando como Chester de Linkin Park o siguiendo la letra de Chop Suey de System of a Down.

Si eras de los que leían mucho, puedo apostar que participaste o llegaste a escuchar una discusión entre fans de Señor de los Anillos y fans de Harry Potter, si era plagio, cuál era mejor. Puede ser que hayas sido de los que escuchaban más hiphop, lo que te generó confusión al tener que decidir si te gustaba más la Costa Oeste o Costa Este. No bloqueabas a tus amigos del MSN por eso, pero mirando desde hoy, podemos ver como fue una época de empezar a elegir lados, y así la posibilidad de conocer nuevas personas terminó llevando a que encontramos siempre el mismo tipo de gente.

Esta fue la década en que Google lanzó Google AdWords – la primera plataforma de marketing y publicidad online hecha para pequeños creadores de contenidos, comenzando el fenómeno de las búsquedas guiadas por algoritmos. Desde entonces, todas tus búsquedas y preferencias influencian los resultados que te llegan, limitando así tu visión general. Me gusta creer que nosotros crecimos desarrollando cierto espíritu crítico, pero las generaciones que ya nacieron en esta realidad es posible que ni lleguen a cuestionarlo.

La generación Z, o si preferís “los centennials”, se lo pierden también los excesos de grasas y azúcares crujientes, que se derretian y hasta explotaban(!) en la boca. Este dulce en especial, los Pop Rocks, es parte de las más antiguas “fake news”, en que un niño mezcló éstos con Cola y supuestamente murió. Más triste que no poder disfrutar más esta delicia, es el hecho de que algunas personas aún crean que eso las pueda matar.

Con todo lo bueno y lo malo, lo que podemos llevar de los años 2000 es la sensación de pertenecer a la última generación que nació sin tener un celular en las manos. Somos privilegiados de saber cómo funcionaban las cosas mecánicamente, y aún así estamos abiertos lo suficiente para llegar a adaptarnos a todas las innovaciones tecnológicas.
Disfrutemos el gustito de saber que se puede seguir viviendo, aún si hay apagón.

Artículos relacionados

Deja un comentario

El email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar