¿Querés enterarte de promociones, sorteos y descuentos? Todo eso se viene en la newsletter quincenal, apuntate gratis!

Un atractivo pueblo pescador: Punta del Diablo

Un atractivo pueblo pescador: Punta del Diablo

Un pequeño paraíso a orillas del Atlántico

Punta del Diablo es un tranquilo pueblo de pescadores en el que el tiempo parece haberse detenido, un pequeño paraíso que se sitúa en el departamento de Rocha, en un bellísimo enclave natural.

La población tiene su origen en la década de los 40 del pasado siglo XX, cuando algunos pescadores se desplazaron hasta estas tierras con el objetivo de dedicarse a la pesca del tiburón y su comercialización, especialmente de su hígado, muy rico en vitamina A, y de sus aletas, muy solicitadas en los países asiáticos.

Posteriormente, estos nuevos habitantes de Punta del Diablo empiezan a salar el pescado con la finalidad de que se conserve por más tiempo, ya que las rutas hasta las poblaciones más cercanas son dificultosas. El proceso da lugar a lo que conocemos como “bacalao criollo”, muy bien acogido por los consumidores.

Punta del Diablo

Estos hombres de la mar encontraron así en Punta del Diablo una nueva manera de ganarse la vida, y a finales de la década de los 60 el lugar experimenta un desarrollo espectacular debido a la instalación de la electricidad y al hecho de que se abrieron nuevos caminos, lo cual termina con la incomunicación que hasta este momento había sufrido el pueblo.

La construcción de vías de acceso traen como consecuencia la llegada de turistas a la localidad, que, debido a la belleza del patrimonio natural que la rodea y a sus 10 kilómetros de playas prácticamente vírgenes van aumentando año tras año, convirtiendo Punta del Diablo en el atractivo enclave turístico que conocemos hoy en día.

En Punta del Diablo encontraremos playas de aguas tranquilas y cristalinas, ideales para el baño, como la Playa de los Pescadores, y algunas muy apropiadas también para la práctica del surf, como la Playa de Rivero.

El viajero encontrará en las proximidades espacios naturales de un gran valor no sólo paisajístico sino también ecológico, como el Parque Nacional de Santa Teresa o el Área Costero-Marina de Cerro Verde. Y, en las cercanías, se pueden dar agradables paseos hasta lugares como el llamado Cerro de la Viuda.

Cabe señalar también la tradición artesana de la localidad, que tiene su origen en los productos que elaboraban las esposas de los antiguos pescadores con conchas y otros objetos que encontraban en sus playas. Actualmente, encontraremos durante todo el año una pintoresca y colorida feria artesanal llena de bonitos productos, que se halla situada frente al puerto de pescadores.

Actualmente, Punta del Diablo, además de sus impresionantes parajes y sus atractivas playas, pone a disposición del visitante una gran oferta de ocio, además de bonitas cabañas rústicas en las que alojarse, restaurantes en los que degustar los platos que forman parte de su exquisita gastronomía, comercios y todo tipo de establecimientos.

Todo ello hace que Punta del Diablo sea un destino turístico muy solicitado, siendo recomendable que quienes deseen pasar en este pequeño paraíso unos días de vacaciones hagan la reserva con la debida antelación.

Imágenes: Punta del Diablo, Playa de Punta del Diablo

Artículos relacionados

Deja un comentario

El email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar