¿Querés enterarte de promociones, sorteos y descuentos? Todo eso se viene en la newsletter quincenal, apuntate gratis!

Principios de la Macrobiótica

Principios de la Macrobiótica

Más que una dieta la Macrobiótica es una filosofía y una forma de vivir proveniente de Japón y fundada por George Ohsawa a principios de 1900. Se basa en el respeto de lo biológico, lo mental y lo emocional de manera integral, pero también de lo ecológico y lo espiritual con un enfoque holístico y global.

Uno de los principios más importantes de este movimiento es el balance de todo lo que somos y hacemos pues eso crea equilibrio y armonía en nuestros cuerpos y, sobretodo, en nuestras vidas. Dicho balance se representa a través de los símbolos opuestos del Yin y el Yang tan conocidos en oriente y que occidente también ha adoptado.

Filosofía de vida

  1. Vivir en armonía con nosotros mismos, pero también con nuestras familias y comunidades, con la sociedad y la naturaleza y con el Universo entero.
  2. Escuchar a tu cuerpo para saber qué le beneficia y qué le hace daño.
  3. Aprender a balancear el Yin y el Yang, es decir lo salado con lo dulce, lo frío con lo caliente, lo seco con lo húmedo, etc.
  4. Buscar una nutrición no sólo física, sino también emocional, mental y espiritual.
  5. Mantener simpleza, orden y limpieza en nuestros hogares y forma de vestir.

Principios alimenticios

  1. Utilizar alimentos simples, de alta calidad, naturales y enteros.
  2. Optar por alimentos locales, de temporada y orgánicos.
  3. Elegir, preparar y consumir los alimentos con un sentido de reverencia por la vida.
  4. Usar técnicas de cocina sencillas y tradicionales (en la macrobiótica no se utiliza el microondas, por ejemplo).
  5. Elegir con conciencia lo que comes y bebes pues es una de las formas más sencillas y rápidas de cambiar tu vida.

Dieta

  1. Alimentos permitidos: La dieta macrobiótica consiste básicamente en 40-60% de granos enteros; 20-30% de vegetales; y 5-10% de legumbres y productos marinos como algas y pescado.
  2. Alimentos que se deben evitar: carne (se puede pero en cantidades muy moderadas), lácteos, azúcar, frutas tropicales, bebidas artificiales, comida procesada, especias picantes y alcohol.

Otras sugerencias de esta filosofía son: meditar y orar, estar en buenos términos con la gente, tener sentido del humor, no utilizar sustancias químicas y tener plantas en el hogar.

Fuente: Joshua Rosenthal y Andrea Beaman

Imagen: Pixabay

Artículos relacionados

Deja un comentario

El email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar