¿Querés enterarte de promociones, sorteos y descuentos? Todo eso se viene en la newsletter quincenal, apuntate gratis!

La alimentación durante el embarazo

Alimentación en el embarazo

Es normal que mientras no haya planes de tener hijos, nuestra alimentación no sea la más correcta. Pocas mujeres se preocupan por consumir comida sana, mayormente estamos la mitad del tiempo a dieta o tratando de evitar la comida que puede engordarnos. Sin embargo, durante el embarazo las cosas cambian, la mujer deja de pensar en sí misma y en su mayor preocupación es el bebé y alimentarse bien para tener un niño sano y fuerte.

Esto, no significa que se deba comer grandes cantidades, ni engordar más de lo debido, durante esta etapa, se debe cuidar la calidad de los alimentos ingeridos y las vitaminas necesarias para el bebé, sin exagerar o dejarse llevar los antojos propios del embarazo.

Se tiene que consumir la mayor cantidad de nutrientes entre el 2º y 3er trimestre del embarazo; pero, es bueno poner atención a la dieta durante los 9 meses. Entre los alimentos recomendados se encuentran los que tienen: proteínas, calcio, hierro, magnesio, y ácido fólico. Pero, también se debe consumir carbohidratos, grasas (con moderación) y mucha agua.

El calcio, tan necesario durante el embarazo, tanto para la madre como para el bebé, se puede encontrar en alimentos como los frutos secos: almendras, nueces, ajonjolí, en su forma más pura; también en los lácteos. Para aprovechar totalmente el calcio de estos nutrientes, evitar consumirlos con cereales o infusiones (té o café).

El hierro, protege contra la temida anemia, muy común en el embarazo. Se encuentra en alimentos como el hígado vacuno, las carnes rojas, la yema de huevo, el trigo, las legumbres, el tomate y la espinaca. Si se ingiere estos alimentos junto otros que contengan acido fólico se aprovechan en su totalidad.

Las proteínas, cumplen la función de formación muscular, se encuentran en los lácteos, las carnes, la clara de huevo, las legumbres (porotos, garbanzos, lentejas, arvejas). Los productos descremados tienen la misma cantidad de proteínas que los enteros. Los cereales necesitan de otro alimento proteico, por lo que deben ser consumidos junto a alguno de los alimentos anteriores.

El ácido fólico, se encuentra en los vegetales verdes, cítricos (naranjas, pomelos, etc.). Es preferible consumirlo con alimentos que contengan hierro. Su importancia se debe a que previene la anemia y los problemas gastrointestinales en la madre y es indispensable durante el embarazo.

También se puede consumir complementos vitamínicos de ser necesario, siempre consultando al médico.

Entre los alimentos que se deben evitar están la cafeína (según algunos estudios incluso disminuye el peso del bebé), el exceso de grasas (para evitar que tanto la madre como el bebé terminen con sobrepeso), la sal (para no tener problemas de retención de líquidos e hinchazón).

La nueva mamá debe preocuparse en mantener un peso adecuado al mes de embarazo, sin privarse de alimentos esenciales ni realizar ayunos o dietas, pero tampoco saturarse de comida, en especial si esta no es la adecuada para el bebé y para ella misma.

Con datos de: Babysitio

Artículos relacionados

Deja un comentario

El email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar