¿Querés enterarte de promociones, sorteos y descuentos? Todo eso se viene en la newsletter quincenal, apuntate gratis!

Antojos: ¿qué los causa?

Antojos: ¿qué los causa?

Tal vez te ha pasado alguna o varias veces lo siguiente: empiezas una dieta llena de entusiasmo y entrega, con la convicción total de que esta vez sí podrás llevar a cabo al pie de la letra las indicaciones para comer bien y bajar de peso…hasta que un antojo irresistible te saca del camino llenándote de culpa y remordimientos.

Sin embargo, detrás de un antojo pueden existir varias causas y es importante detectar cuáles son para enfrentarlas de la mejor manera y de raíz, en vez de sucumbir una y otra vez a la misma solución que es poco saludable y que sólo refuerza dicho antojo en futuras ocasiones.

¿Cuáles son las causas de que esto ocurra?

  1. Deshidratación: El tener sed se confunde casi siempre con tener hambre o querer algún antojo, por lo que la próxima vez que creas que quieres esas galletas o chocolate prueba a tomar un vaso grande agua y espera unos 15 minutos.
  2. Hábitos: Tal vez acostumbras comer un postre todos los días o cuando sientes estrés corres siempre por algo de comida; en estos casos más que un antojo simplemente se trata de una costumbre que hay que analizar y entender de dónde viene este comportamiento.
  3. Desbalance: El comer muchas cosas saladas puede ocasionar un antojo de dulce o ingerir comida seca puede traer las ganas de algo frío como un helado. El antojo aquí es sólo el reflejo natural del cuerpo de querer mantener un balance, por lo que no abusar de un solo tipo de comida ayuda a que se eliminen estos antojos.
  4. Desnutrición: Aunque se coman grandes cantidades de comida, si el cuerpo no obtiene suficientes nutrientes, seguirá pidiendo más pues de otra forma comenzará a enfermar. El problema aquí es que en vez de elegir alimentos saludables y nutritivos que paren estos antojos, continuamos con el mismo ciclo que se interrumpe sólo de vez en cuanto y temporalmente.
  5. Las estaciones: En verano se antojan bebidas frescas y frías mientras que en invierno la opción es un chocolate o una galleta, lo que es perfectamente normal y natural. Una vez sabiendo esto, se pueden preparar por adelantado alternativas más saludables como jugos verdes y galletas integrales que mejoren dichos antojos.

Fuente: “Integrative Nutrition: Feed your Hunger for Health & Happiness” de Joshua Rosenthal

Imagen: Pixabay

Artículos relacionados

Deja un comentario

El email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar