¿Querés enterarte de promociones, sorteos y descuentos? Todo eso se viene en la newsletter quincenal, apuntate gratis!

Los niños y las mascotas

Los niños y las mascotas

Las mascotas pueden ser muy importantes en el desarrollo de los niños, tanto desde el punto de vista emocional, desarrollando sus capacidades sociales y su autoestima; como en el aspecto físico, los juegos o paseos con una mascota siempre involucran actividad física, muy buena para los niños que prefieren pasar largas horas frente al televisor o a la computadora.

La mayoría de los niños, tarde o temprano pedirán una mascota. A veces, por razones de espacio o falta de tiempo probablemente se les niegue esta necesidad. Pero, en lo posible esta bueno darles la oportunidad de aprender a hacerse cargo de una mascota, de respetarla y de tratarla con cariño. Un animalito, cualquiera sea la elección del niño, o la opción que tenga, ya sea un perro, un gato, un hámster o un pez (entre otros), será su compañero incondicional.

Al momento de escoger el animal que se adoptara, se tiene que tener en cuenta la edad del niño, o los niños, el espacio que se tiene y la disponibilidad de tiempo para su cuidado. Además se debe recordad que los niños menores de 10 años, difícilmente se podrán hacer cargo de todas las necesidades de una mascota, muchas veces ni siquiera los con más edad lo harán.

A los niños menores de 4, debido a que aún no controlan sus impulsos, se los debe tener bajo vigilancia cuando se interrelacionen con la mascota. Esto, tanto para evitar que dañen al animal, como para evitar que el animal reaccione ante alguna provocación y termine mordiendo o arañando al niño.

Generalmente, un perro es una de las mejores opciones, es un animal que se lleva muy bien con los niños, en especial algunas razas. Pero, hay niños que tendrán preferencia por un gato o por algún tipo de ave, o por los peces. De ser necesario, aceptaran una mascota más pequeña y más fácil de criar.

Con una mascota el niño aprenderá muchas cosas, sobre la naturaleza, sobre la responsabilidad y sobre el compañerismo. Es muy útil y reconfortante la compañía de un animalito, en especial, para chicos retraídos o tímidos.

Pero, como todo, tiene sus problemas, por un lado están las posibles enfermedades que podrían contagiarse de ellas (esto generalmente se soluciona visitando regularmente al veterinario para que la mascota tenga todas sus vacunas en orden); o más difícil aún, el tener que enfrentarse a golpes emocionales como la muerte, enfermedad o desaparición de la mascota favorita. Algo que seguramente ni los adultos sabemos aceptar. Sin embargo, los momentos felices que el niño vivirá y recordará por siempre seguro que valen la pena.

Imagen: kaboompics.com

Artículos relacionados

Deja un comentario

El email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar