¿Querés enterarte de promociones, sorteos y descuentos? Todo eso se viene en la newsletter quincenal, apuntate gratis!

Jane Austen: Feminista vanguardista

Jane Austen: Feminista vanguardista

Jane Austen, una de las principales figuras femeninas de la literatura inglesa, es reconocida a nivel mundial. Nacida en 1775, Jane fue una visionaria adelantada a su tiempo y atrapada en una Inglaterra conservadora que daba muy poca libertad a las mujeres de la época.

Frustrada por su limitado papel como mujer y su historia ya decidida de antemano (pues una mujer sin casar después de los veintitantos años era muy mal vista), decidió expresar esta informidad a través de sus relatos teniendo por protagonistas a mujeres fuertes y decididas en algunos casos, y en otros por lo menos inconformes con sus historias de amor.

Jane Austen

Jane Austen

Sin embargo, seguramente su más grande victoria fue el hecho de nunca casarse y de romper incluso un compromiso de matrimonio al siguiente día de haber aceptado. Muchos de sus personajes tuvieron esta marcada aversión a los compromisos largos y a aceptar su suerte sin al menos luchar por cambiarla.

Aunque publicó obras cortas, son sus 6 novelas principales las que han sido leídas y releídas a lo largo del tiempo: Sensatez y Sentimientos (1811), Orgullo y Prejuicio (1813), Mansfield Park (1814), Emma (1815), La Abadía de Northanger (1818) y Persuasión (1818) –éstas dos últimas siendo publicadas póstumamente-.

Todas estas novelas han sido llevadas a la pantalla grande en repetidas ocasiones, principalmente en el cine inglés, e incluso se han realizado mini series a través de la BBC u otras cadenas televisas inglesas importantes.

La lectura de estas novelas puede resultar un poco cansada pues no estamos acostumbrados a ese tipo de lenguaje o narrativa, sin embargo si se es amante de todo lo inglés, especialmente de la Inglaterra del siglo XVIII y XIX, la lectura se convierte en algo sumamente entretenido por todos los detalles de la época que se van revelando a través de sus páginas.

Además, algo que merece mucho la pena notar, es la gran ironía con que Jane se expresaba sobre las situaciones tan absurdas e incoherentes de la época, especialmente en los asuntos del amor donde las relaciones se convertían en una parodia de lo que hoy consideraríamos como algo normal y saludable.

Imagen: Pixabay

Artículos relacionados

Deja un comentario

El email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar