¿Querés enterarte de promociones, sorteos y descuentos? Todo eso se viene en la newsletter quincenal, apuntate gratis!

Los beneficios de practicar yoga durante el embarazo

Los beneficios de practicar yoga durante el embarazo

El yoga es una de las tantas actividades físicas que pueden realizar las mujeres en la etapa del embarazo, siempre que cuenten con la aprobación de de médico. Es normal que si siempre realizaste ejercicio no quieres detenerte durante tu gestación, lo fundamental es que la actividad que vayas a realizar permita mantener en óptimas condiciones tu salud y la de tu bebé.

El yoga, según diferentes estudios, es una de las actividades o disciplinas que más beneficios te traerá en el embarazo. Gracias a ellos podrás mantener una buena postura, mejor flexibilidad (que te ayudará mucho en el momento del parto), control de la respiración, fuerza muscular y te enseñará a enfocar tu energía concentrándote.

Si bien lo ideal es acudir a un centro en donde realicen la actividad y tengas a un instructor o instructora que te guie también existe la posibilidad de hacer la actividad en tu hogar, mediante el seguimiento de un libro o de un vídeo. En este caso deberás conocer los cuidados que son obligatorios tener.

Es importante que no te recuestes directamente sobre tu espalda, mucho menos realizando movimientos bruscos, esto es un punto muy importante que tienes que tener en cuenta al entrar al segundo trimestre de embarazo.

Debes realizar la actividad sobre una superficie en donde, bajo ningún punto de vista, exista la posibilidad de resbalarte. Las caídas pueden ser realmente peligrosas. Si tienes dudas acerca de una posición o sientes que no estás segura de realizarla lo mejor es saltearla, pasarla por alto.

Todos los movimientos que vayas a realizar deberán ser lentos, pausados, no es necesario que te apresures, tómate el tiempo necesario. Así podrás evitar calambres musculares, sensación de mareo, nauseas.

Si notas que al realizar una de las posturas sientes dolores deberás detenerte inmediatamente, nunca exijas a tu organismo a realizar movimientos que no puedes realizar, especialmente estando embarazada.

Cuando estés realizando las posturas del yoga deberás mantener tu espalda en postura recta, así la respiración fluirá mejor y evitaras generar presión sobre la panza.

Mientras practiques yoga, y cuando hagas todas las tareas cotidianas, tendrás que tener presente que tu bebé necesita espacio. En la medida de lo posible trata de separar más las piernas para que tu panza esté cómoda.

Foto | Flickr

Artículos relacionados

Deja un comentario

El email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar